PSC-Units reta al Govern a elegir socio para ley policial: «O CUP o nosotros»

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (c), interviene durante una sesión plenaria, en el Parlament de Cataluña, a 25 de mayo de 2022, en Barcelona, Cataluña (España). El pleno del Parlament gira en torno al debate a la totalidad de la proposición de ley sobre el uso y el aprendizaje de las lenguas oficiales en la enseñanza no universitaria. Una propuesta registrada por PSC, ERC, Junts y comuns tras meses de negociaciones sobre cómo afrontar la sentencia que obliga a impartir un 25% de las clases en castellano. Asimismo, el Govern hace frente a las preguntas de la oposición sobre el primer año de gobierno, el sistema universitario o la creación de una farmacéutica pública.,Image: 694418785, License: Rights-managed, Restrictions: , Model Release: no, Pictured: PERE ARAGONÈS, Credit line: David Zorrakino / Europa Press / ContactoPhoto

15 Agosto 2022/Agencias
El portavoz de PSC-Units en la comisión de estudio sobre el modelo policial en el Parlament y exconseller de Interior, Ramon Espadaler, ha retado al Govern a escoger con qué grupo quiere pactar la futura Ley de la Policía: «Tiene que elegir, o la CUP o nosotros, porque en este tema somos incompatibles».

El pasado marzo, el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, compareció ante la comisión parlamentaria sobre el modelo policial y anunció que a final de año el Govern tendrá a punto el anteproyecto de la Ley de la Policía, un histórico compromiso legislativo que no llegaron a cumplir sus antecesores en el cargo.

En declaraciones a Efe, Espadaler ha lanzado una advertencia a Elena: «Le trasladamos con mucha claridad al Govern que tendrá que escoger con qué socio quiere aprobar una ley que será muy relevante. Y ya le avanzamos que o va de la mano de la CUP, como ha ido hasta ahora en este tema, o cambia la perspectiva y habla con PSC-Units».

Espadaler, secretario general de Units per Avançar y diputado del grupo de PSC-Units, ha destacado que la conselleria de Interior «es la que más ha destacado en el cumplimiento de los acuerdos con la CUP» alcanzados en 2021, antes de la investidura de Pere Aragonès, incluida la creación de la comisión sobre el modelo policial.

Esta comisión de estudio -presidida por la líder del grupo parlamentario de la CUP, Dolors Sabater- se ha caracterizado, en su opinión, por una «mirada de desconfianza hacia la policía».

Eso es fruto, a su juicio, del tono que ha imprimido la CUP en los debates de la comisión: «Estamos en las antípodas de la mirada que tiene la CUP hacia la policía. Estamos abiertos a hablar con el Govern, pero en materia policial no somos compatibles con la CUP».

Por lo tanto, ha advertido a Elena de que la futura ley sobre el sistema policial no podrá pactarla a la vez con la CUP y con PSC-Units, porque tienen «miradas excluyentes y contrapuestas».

RECONOCER LA «AUTORIDAD POLICIAL», CLAVE PARA PSC-UNITS

«Tenemos una actitud constructiva, pero es evidente que también tenemos límites. Y en una ley tan sensible como esta, que abarca no solo a los Mossos d’Esquadra sino también a las policías locales, la representatividad del PSC y Units es relevante», ha remarcado.

En este tema, ha advertido, «el Govern no puede obviar la importancia de lo que representa el grupo parlamentario de PSC-Units», por lo que «sería una noticia fatal» si el socio elegido para pactar la ley fuese finalmente la CUP.

Para Espadaler, que fue conseller de Interior en el último gobierno presidido por Artur Mas, la futura ley policial debería reflejar un «reconocimiento a la autoridad policial, no cuestionarla permanentemente como hace la CUP».

«No podemos tener la policía permanentemente bajo sospecha», ha opinado Espadaler, que considera que la ley podría abordar, además, la mejora de la «coordinación entre policías».

¿PROHIBICIÓN DE LOS PROYECTILES DE FOAM?

Espadaler, que era conseller de Interior cuando el Parlament decidió prohibir el uso policial de las pelotas de goma, no se cierra a hablar sobre la prohibición de proyectiles de foam, pero «la línea roja es que no se puede restar capacidad operativa en el orden público».

«Se puede hablar de todo, pero el balance final no puede ser que la policía salga con menos capacidad operativa. No puede salir una policía más debilitada en cuanto a capacidad y recursos», ha dicho.

Si se elimina el foam, «habrá que poner otra herramienta, que tampoco será amable», porque «no hay ningún instrumento policial que sea inocuo», todos tienen «elementos negativos».

Spread the love

Deja una respuesta