Rusia rechaza intentos europeos de aislarla y ataques contra central nuclear

11 Agosto 2022/Agencias
Rusia rechazó hoy los intentos europeos de aislarla a través de la prohibición de la concesión de visados a los ciudadanos rusos y también denunció nuevos ataques ucranianos contra la central nuclear de Zaporiyia, refutados por las autoridades de Kiev.

A petición del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, y de los países bálticos, la Unión Europea (UE) se comprometió hoy a estudiar la posibilidad de restringir o prohibir la emisión de visados a turistas rusos.

«Confío en que los restos de sentido común que aún quedan en los países de la UE no permitan que esa iniciativa prospere», aseguró Vladímir Chizhov, embajador ruso ante la UE.

VISADOS, LA NUEVA MANZANA DE LA DISCORDIA

La República Checa, que ostenta la presidencia comunitaria, apoyó abiertamente esa medida para «enviar una señal clara» a los ciudadanos rusos, que respaldan mayoritariamente la «operación militar especial» en Ucrania.

Praga asegura que fue la primera en suspender la expedición de visados «inmediatamente después del inicio de la guerra» y abogó porque todos los países miembros sigan sus pasos.

Le secundó hoy, martes, el ministro de Asuntos Exteriores de Estonia, Urmas Reinsalu, quien anunció que su país reducirá todavía más el número de supuestos en que expedirá visados a ciudadanos rusos a partir del 18 de agosto.

La medida impedirá la entrada prácticamente de todos los rusos que ya dispongan de visados expedidos por el país báltico. Eso sí, sólo afectará a los que ostenten visados expedidos por las autoridades estonias.

Letonia también ya ha dejado de emitir visados a los rusos con la excepción de aquellos que asistan a funerales de un familiar cercana.

«Сreo que decir que este tema esté en el centro del debate en la UE es al menos prematuro», replicó Chizhov, quien advirtió que, «de lo contrario, asistiremos «al autoaislamiento de la UE del resto del mundo».

«A día de hoy, las posibilidades de endurecer el régimen de sanciones prácticamente se han agotado», señaló.

En la misma línea, algunos funcionarios europeos replican que dicha medida sólo puede ser individual y, en ningún caso, se puede impedir el acceso por motivos humanitarios o a familiares, disidentes o periodistas.

Periodistas, políticos y disidentes rusos, algunos de ellos en el exilio, se mostraron totalmente contrarios a la medida, que consideraron discriminatoria, ya que pagarían justos por pecadores.

RUSIA, «ESTADO TERRORISTA»

A su vez, el Parlamento de Letonia adoptó el jueves una declaración en la que considera a Rusia «Estado patrocinador del terrorismo» y alentó a otros Estados europeos a secundarle.

Los diputados letones esgrimieron como motivos el suministro de armas a dictaduras como la Siria, ataques como el derribo del avión de Malaysia Airlines con 298 pasajeros en el Donbás (2015) o los envenenamientos en países extranjeros.

En relación con la actual campaña militar en Ucrania, recordaron el «ataque deliberado contra un teatro en Mariúpol que mató a unas 600 personas» y los ataques contra viviendas y supermercados que dejaron decenas de muertos.

«Si se tiene en cuenta que no hay hechos, aparte de una xenofobia bestial, en los que se base esa decisión, a sus ideólogos se les puede llamar neonazis», replicó María Zajárova, portavoz de Exteriores.

En su momento, se informó de que congresistas y senadores estadounidenses querían atender la petición de Zelenski, que propuso declarar a Rusia «Estado terrorista» a finales de mayo.

El Ministerio de Exteriores ruso ya advirtió a Estados Unidos de que dicha medida podría provocar hasta la ruptura de relaciones diplomáticas.

ALTO VOLTAJE NUCLEAR

Mientras, en el campo de batalla Rusia y Ucrania volvieron a entrecruzar hoy acusaciones de ataques contra la central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa.

«Los terroristas de Zelenski continúan disparando contra la Central Nuclear de Zaporiyia. Ha resultado dañada la línea de alto voltaje de la subestación Kajóvskaya», dijo Vladímir Rogov, portavoz de la administración prorrusa de la homónima región ucraniana, en su canal de Telegram.

Denunció que el Ejército ucraniano empleó lanzaderas de misiles y artillería pesada para golpear el territorio de la central desde la orilla derecha del río Dniéper.

Las autoridades aseguran que tres de los ataques se produjeron en las inmediaciones del depósito de isótopos radiactivos de la central, bajo control de las tropas rusas casi desde el comienzo de la campaña militar.

«Con respecto a las columnas de humo que han advertido las redes sociales, pertenecen al incendio que se ha declarado en el campo debido al corte de la línea eléctrica. Los bomberos ya están trabajando», señaló Yevgueni Balitski, jefe de la administración regional.

En cuanto a los niveles radiactivos, subrayaron que están dentro de la norma y que no se ha producido ningún escape en las instalaciones nucleares.

Mientras, la corporación atómica ucraniana, Energoatom, acusó a las tropas rusas de atacar la central hasta en diez ocasiones -cinco de ellas cerca del depósito de isótopos-, aunque dijo que no hay que lamentar heridos.

Aunque admitió que la situación aún no se ha normalizado, consideró que es controlable, y llamó a ignorar los «mensajes enemigos» en las redes sociales.

Además, negó también cualquier fuga radiactiva y refutó las informaciones sobre una supuesta evacuación del personal de la planta por motivos de seguridad.

La ONU se dirigió hoy a Ucrania y Rusia para que cesen cualquier actividad militar en torno a la central nuclear por miedo a un «desastre», para lo que les conminó a retirar inmediatamente su armamento de la zona.

El concreto, el secretario general de la ONU, António Guterres, abogó por resguardar el perímetro de la planta por medio de un acuerdo técnico de desmilitarización, aunque la oficina de la Secretaría negó el posible despliegue de fuerzas de pacificación.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, acusó hoy a Rusia de incrementar «al máximo» el riesgo de un posible accidente nuclear.

Spread the love

Deja una respuesta