Sector de energía eólica en España entre los ganadores del sector eléctrico

21 Diciembre 2021

Fuente: Pixabay

En 2021, la energía eólica en España se ha posicionado en el mercado y representa el 24 % de la generación eléctrica generada en el país, es decir se ha convertido en la fuente dominante del sector superando así a la energía nuclear. La energía eólica, en 2021 ha crecido casi un 13 % con respecto a 2020.

Según estadísticas de la Red Eléctrica de España (REE), las energías renovables, entre las que se encuentran la hidráulica, eólica y solar han generado el 48 % de la electricidad en el año 2021. Esto representa la mayor de las cuotas en la historia. Esta es una tendencia sostenida, pues en 2020 ya se registraba un incremento de 13 % con respecto a 2019.  Mientras tanto, la energía hidráulica está cerca de posicionarse como cuarta fuente de generación, produciendo casi un 12 % de la generación durante el presente año.

Inversiones por venir

Siendo el primero de su tipo en España, hay planes de construir un parque eólico flotante en Gran Canarias, el cual contará con una potencia de generación de 50 MW, suficiente para abastecer un poblado de más de 700.000 hogares. Un proyecto que busca aprovechar la fuerza de las brisas marinas, más intensas que las brisas en tierra firme por la interacción entre la temperatura del agua y la de la arena. La iniciativa la lidera el grupo empresarial Greenalia, quienes ya vienen de años invirtiendo en proyectos de energía eólica y fotovoltaica, y que recientemente han recibido la aprobación por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aerea (AESA) para la construcción de cuatro aerogeneradores.

 

 Fuente: Pixabay

Dado el crecimiento del sector en conjunto con los subsidios estatales para la producción de energía, es de esperar que tales inversiones sigan desarrollándose en la próxima década y de cara a los objetivos ambientales acordados en la Cumbre del Cambio climático COP 26.

Este crecimiento del sector también se ve reflejado en el sector bursátil, pues con el tiempo también aumentan las opciones para invertir en dichas tecnologías en grande y pequeña escala. Empresas de energías renovables ya vienen cotizando en bolsa, y los operadores tienen acceso a diferentes plataformas de inversión en diferentes escalas. Además, en estas plataformas existen instrumentos financieros como los CDFs que también cubren la inversión en energías renovables a través de dispositivos con conexión a internet. Mediante los CFDs se crea un contrato para fijar precios de referencia por un tiempo determinado para la generación de electricidad. En este sentido, la empresa eléctrica se beneficia por tener mayor previsibilidad y, en caso de que el precio de mercado se ubique por debajo del precio de referencia, puede recibir pagos por parte del contratista como compensación. Funciona también en el sentido contrario, asimilando a un contrato de futuros.

Esta es solo una de las funciones posibles de un instrumento de este tipo, pues podrías invertir en predecir el precio de un activo, sin necesariamente poseer el activo, pues se apuesta sobre el precio. Con una economía en recuperación y nuevos sectores y tecnologías surgiendo y abriendo nuevos mercados, el año 2022 se vislumbra como un año importante para las energías renovables. Mitigar los efectos del cambio climático al tiempo que se incentiva el trabajo y la inversión parece ser el camino para seguir de ahora en más.

Spread the love