Serra pide códigos éticos que salvaguarden la calidad docente de la pública

05 Octubre 2021
El rector de La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Lluís Serra, aboga por que se mantengan «unas reglas de juego claras» y «códigos éticos de comportamiento» entre las universidades públicas y privadas para que evitar que las segundas «pongan en riesgo la calidad de la docencia» de las primeras.

En estos términos se ha dirigido el rector de la ULPGC en el acto oficial de apertura del curso académico 2021-2022 a los actores implicados en el sistema universitario canario, a quienes ha llamado a reflexionar sobre el «conflicto de intereses» que puede producirse en «la toma de decisiones» cuando se apoyan iniciativas como el nuevo grado de Medicina que pretende abrir un centro privado en las islas.

«Esto no solamente perjudicaría a las universidades públicas, sino que crearía problemas de inequidad en el acceso al grado más demandado por los jóvenes y presionaría, aún más, los escasos recursos disponibles, como son los puestos para hacer prácticas y la atención de formadores cualificados y motivados», ha subrayado Serra, quien ha querido aludir «de frente» a este tema «delicado», sobre el que ha pedido que se reflexione.

En un acto muy marcado por la música y las palabras de aliento y cariño dedicadas a los damnificados por la erupción volcánica iniciada el 19 de septiembre en La Palma, el presidente canario, Ángel Víctor Torres, ha garantizado que, «aunque hayan perdido sus recursos», los universitarios palmeros podrán seguir sus estudios en las instituciones académicas públicas del archipiélago donde los realizaban, que en esta emergencia «se han colocado del lado de los que lo han perdido todo».

Tanto Torres como Serra han destacado el papel que ha jugado la ciencia, y más concretamente los investigadores y docentes de las universidades públicas canarias, en la gestión de la pandemia de la covid-19 y a la hora de predecir la evolución y ayudar a divulgar los acontecimientos que se suceden en la actual crisis volcánica de La Palma, una importante presencia que, a juicio del rector, «es como tiene que debe ser».

«Solo esa difusión rigurosa puede tratar de evitar algunos de los perniciosos efectos colaterales de esta sociedad de la información, como es la difusión de teorías infundadas o conspiratorias amparadas bajo un manto de escepticismo científico que pueden desembocar en una negación de la realidad», ha puntualizado el rector.

En sus intervenciones, el presidente canario y el responsable de la ULPGC han subrayado la importancia de poder inaugurar este 2021 el curso universitario, algo que la pandemia impidió en 2020, y también, y sobre todo, la vuelta de la presencialidad a las aulas de todos los centros dependientes de la ULPGC, que será completa a partir de este lunes.

Serra Majem ha recordado al político británico Winston Churchill a la hora de manifestar que «si no estamos ya en el fin, o ni siquiera en el principio del fin, sí que hemos llegado al fin del principio», si bien ha pedido «empatía y aún más esfuerzos a todos» los integrantes de la comunidad universitaria para que la ULPGC pueda «superar, de una vez por todas, esta etapa» de forzado aislamiento que impuso la covid-19 el curso pasado.

El rector de la ULPGC ha reivindicado el papel de la institución como el «mayor agente de innovación, producción científica y tracción tecnológica de las islas orientales» y ha advertido de que sus dirigentes buscarán «que este rol sea reconocido, garantizando así que su voz sea escuchada en los procesos de toma de decisión sobre la política de la I+D+I en Canarias», al tiempo que ha agradecido al Gobierno regional que cuente con esta universidad en esta «fase crucial de la reactivación» económica postcovid.

Sobre los apoyos que necesita la ULPGC, el rector Lluís Serra ha afirmado que el equipo que dirige quiere «que Canarias deje de estar en las últimas posiciones de inversión en I+D y que el denodado esfuerzo que está haciendo el Gobierno de Canarias es aumentar las partidas destinadas a Educación (un 5 %) tenga una repercusión proporcional en la financiación de las universidades públicas», para las que también ha reclamado «una mayor implicación de los cabildos en aspectos como el apoyo a estudiantes e investigadores en formación».

Serra Majem también ha destacado las bondades que ofrece la búsqueda de sinergias entre las dos universidades públicas de Canarias a la hora de recabar los apoyos que precisan y también de «hacer que en la proyección de la imagen exterior» del archipiélago «se incluya también su dimensión como un destino universitario de primer orden».

Spread the love

Deja una respuesta