Tenerife, primera parada de la misión «Darwin200» en su viaje mundial por la conservación

28 de Agosto 2023
El velero Oosterschelde ha arribado al puerto de Santa Cruz de Tenerife, primera parada de la misión «Darwin200» que, durante dos años, hará un viaje por la conservación mundial de 40.000 millas náuticas siguiendo los pasos de Charles Darwin y que, en la isla, subrayará el valor de la laurisilva y los ecosistemas que han sido afectados por el incendio forestal.

La capital tinerfeña es la primera de las 32 paradas en un viaje de conservación mundial con una tripulación compuesta de navegantes, aventureros e investigadores ambientales que ha completado la primera etapa de la travesía, las casi 2.000 millas náuticas (3.700 kilómetros) que hay entre Plymouth, el puerto de inicio de la gran expedición, y Tenerife.

Durante ese tiempo de navegación Tenerife ha experimentado uno de los peores incendios forestales de su historia, que comenzó el mismo día en que el velero zarpó de Plymouth, señalan fuentes de la expedición.

El incendio ha devastado pinares, laurisilva y vegetación de alta montaña de alto valor ambiental en el Parque Natural de la Corona Forestal (el espacio natural protegido más grande de Canarias) y del Parque Nacional que rodea el volcán Teide, el pico más alto de España.

Rolf Schreuder, coordinador científico de Darwin200, ha lamentado el impacto que el incendio ha tenido en el programa ya que, ha explicado, «nos hemos tenido que adaptar a la nueva situación» y no se puede realizar el proyecto previsto en el Parque Nacional de El Teide.

«En su lugar centraremos nuestra atención en los bosques de laurisilva de Tenerife, un ecosistema único también bajo presión de las actividades humanas», ha precisado.

Para la expedición el proyecto de aves endémicas adquiere ahora «un nuevo nivel de importancia» ya que muchas de las especies que viven en el pinar «han sido gravemente afectadas por el incendio» y por ello desarrollará su investigación sobre la masa forestal de pinos que no ha sufrido la acción del fuego.

Stewart McPherson, director de Darwin200, ha señalado que “nuestros pensamientos están con todos los afectados por los incendios forestales en Tenerife y ahora más que nunca, la vida silvestre y los ecosistemas necesitan ser protegidos», pues la isla es tanto una obra maestra geológica como un tesoro ecológico.

Los paisajes esculpidos por milenios de actividad volcánica son un testimonio de los procesos siempre cambiantes de la Tierra y sus zonas climáticas únicas fomentan una rica variedad de ecosistemas, desde bosques exuberantes hasta desiertos áridos, albergando una gama excepcional de flora y fauna, ha proseguido McPherson.

El director del proyecto ha admitido que está «ansioso» por «sumergir a nuestro primer grupo de líderes Darwin en este lugar único y trabajar junto a nuestros colaboradores locales en conservación de la naturaleza para contribuir a un futuro brillante de Tenerife, donde estas especies puedan prosperar».

Este domingo jóvenes procedentes de Grecia, Suiza, Australia, Alemania y los Países Bajos se unirán al velero en Tenerife para participar de este programa de entrenamiento en liderazgo de conservación.

Mañana habrá un evento de apertura en el Museo de la Naturaleza y Arqueología de Tenerife (MUNA) a cargo del equipo de Darwin200 y participantes locales como la Fundación Telesforo Bravo, principal colaboradora del proyecto en Tenerife.

El proyecto “Darwin200” contempla llevar a cada puerto de la travesía a pequeños grupos de «líderes Darwin» que son seleccionados en todo el mundo por sus destacados logros en conservación, y en total 200 jóvenes participarán en estas actividades durante dos años.

Cada grupo de jóvenes seleccionados trabajarán en el puerto asignado durante una semana y el velero será su hogar utilizando así esta goleta holandesa como su laboratorio y aula, tal como hizo Charles Darwin en su travesía con el «Beagle».

El director de la Fundación Telesforo Bravo-Juan Coello, Jaime Coello Bravo, ha subrayado la relevancia de un proyecto que conecta a jóvenes líderes de tantos lugares del mundo siguiendo los pasos de Charles Darwin.

«Este es un momento muy difícil para la vida silvestre de Tenerife, pero creo que es fundamental que obtengamos la atención internacional en nuestros esfuerzos por protegerla, así como en los problemas creados en las Islas Canarias debido al turismo masivo», ha añadido.

En el proyecto Darwin200 participan conservacionistas experimentados como Jane Goodall y Sylvia Earle, y su patrocinadora es Sarah Darwin, la tataranieta de Charles Darwin.