UE da el visto bueno final a los planes de recuperación de Chequia e Irlanda

06 Septiembre 2021/Agencias
Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) aprobaron este lunes los planes de recuperación de Chequia e Irlanda, con lo que ya son dieciocho los Estados miembros que han recibido el visto bueno final de los Veintisiete.

Los titulares económicos de la UE dieron luz verde a los documentos durante una videoconferencia celebrada hoy.

Tras ese visto bueno, el Consejo, que reúne a los Estados miembros, aprobará los planes de Chequia e Irlanda por procedimiento escrito, un trámite meramente formal tras el respaldo de los titulares de Economía y Finanzas de los Veintisiete.

Ese paso formal se dará «poco después» de la videoconferencia de este lunes, según indicó el Consejo en un comunicado, y permitirá a los dos países «comenzar a aplicar las reformas e inversiones presentadas en sus planes nacionales, con el objetivo de favorecer la recuperación tras la pandemia de COVID-19 y adaptar sus economías al futuro».

Chequia podrá firmar un convenio de subvención con la Comisión y recibir un adelanto del 13 % del dinero total contemplado en su plan de recuperación.

El Consejo precisó que Irlanda no solicitó el pago anticipado de una parte de los fondos asignados.

Los planes de Chequia (7.000 millones de euros) e Irlanda (989 millones) se centran en la transición climática y digital.

La Comisión Europea ya había dado con anterioridad su visto bueno a los documentos de Chequia e Irlanda.

Cuando los documentos de esos dos países se aprueben por procedimiento escrito en el Consejo, dieciocho de los veinticinco países de la UE habrán recibido la luz verde definitiva de las instituciones comunitarias a sus planes de recuperación.

Además de Chequia e Irlanda, ya están totalmente aprobados los planes de España, Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Letonia, Luxemburgo, Portugal, Eslovaquia, Croacia, Lituania, Eslovenia y Chipre.

Entre los planes que la CE aún debe aprobar figuran el de Hungría y Polonia, mientras que Bulgaria y Países Bajos son los únicos dos socios comunitarios que aún no han remitido sus planes al Ejecutivo comunitario, que tiene en principio un plazo de dos meses para evaluarlos antes de aprobarlos y recomendar a los países que hagan lo mismo.

La Comisión ya ha desembolsado anticipos para varios Estados miembros, incluido España, que recibió el mes pasado 9.000 millones de euros, después de que su plan de recuperación obtuviese el aval en julio tanto de la Comisión Europea como del Consejo y tras haber firmado los necesarios acuerdos de financiación con el Ejecutivo comunitario.

Una vez recibido el adelanto, que solo necesita de la aprobación del plan de recuperación de cada país, los siguientes desembolsos están ligados a que la Comisión Europea verifique que se han cumplido los objetivos contemplados en ese documento nacional.

El vicepresidente económico de la CE, Valdis Dombrovskis, ya dijo la semana pasada que espera que España solicite ese primer desembolso en septiembre.

«Durante el verano, la Comisión desembolsó la prefinanciación (el adelanto) a los primeros Estados miembros tras la firma de los acuerdos bilaterales de financiación y, donde fuera aplicable, de préstamos (…) Más adelante este mes, la Comisión espera recibir las primeras solicitudes regulares de pagos, seguidas de más solicitudes durante el final del año», indicó Dombrovskis hoy en la rueda de prensa posterior a la videoconferencia.

El político letón afirmó que durante la implementación de los planes de reconstrucción, Bruselas realizará una «comprobación y supervisión constantes para asegurar que cada país usa la financiación del fondo de recuperación y resiliencia con el mejor efecto posible».

Spread the love

Deja una respuesta