UGT aboga por que convenios recojan subidas salariales superiores al 3,7 %

14 Enero 2022/Agencias
UGT defiende que los nuevos convenios laborales deberían recoger aumentos de sueldo superiores al 3,7 % para 2022 como fórmula para hacer frente a una inflación que, en su opinión, está «desbocada», y ha instado al Gobierno a elevar a mil euros mensuales el salario mínimo cuanto antes.

Los responsables del sindicato han defendido este viernes en un comunicado ajustar los salarios «al nuevo escenario de crecimiento de la actividad y aumento de los precios» tras conocer que el IPC cerró diciembre en el 6,5 %, la tasa más alta en los últimos 30 años.

Para hacerlo, han propuesto que los convenios laborales firmados entre empresas y trabajadores incluyan incrementos salariales por encima del 3,7 %, que es la previsión de inflación media para 2022 que estima el Banco de España (en 2021 el indicador se situó en el 3,1 %).

Además, en estos convenios deberían «incluirse cláusulas de revisión salarial» para poder activarlas en caso de que los precios crezcan incluso más.

En este sentido, UGT ha hecho un llamamiento a la patronal para sentarse a negociar un nuevo «Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva» que genere «seguridad y confianza en la economía y reduzca la conflictividad en las empresas».

También ha urgido al Ejecutivo a convocar «inmediatamente» la mesa de diálogo social para actualizar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y situarlo en mil euros mensuales en 2022 con efectos retroactivos desde el 1 de enero.

Han recordado que en 2021 los trabajadores asalariados perdieron poder de compra debido a la inflación (según sus cálculos, 1,6 puntos de media y 2,6 quienes cobraron el SMI), por lo que «no pueden ser de nuevo los paganos del descontrol de la inflación».

El sindicato ha apuntado al «aumento desmesurado» de los precios de la electricidad como la principal razón de este fenómeno, y ha instado al Gobierno a «profundizar» en las medidas dirigidas a reducir los precios de la electricidad en los hogares, en particular en aquellos con menos ingresos.

Además, le ha exigido «aumentar su presión en Europa» con el objetivo de «modificar el sistema de fijación de precios» y poder introducir mecanismos que reduzcan «los beneficios extraordinarios que están logrando las empresas del oligopolio del sector», además de extender las ayudas ya existentes hasta que la situación se normalice.

Spread the love

Deja una respuesta