UN PROYECTO LIDERADO POR LA ULL MUESTRA EN CABO VERDE TÉCNICAS DE MONITOREO DE HÁBITATS MARINOS

24 Noviembre 2022/Agencias
El proyecto europeo de investigación «Seguimiento, control y mitigación de proliferaciones de organismos marinos asociadas a perturbaciones humanas y cambio climático en la región macaronésica» (MIMAR+) está coordinado por la Universidad de La Laguna, con el objetivo de crear y consolidar un observatorio marino en la zona y desarrollar metodologías para el seguimiento de cambios producidos por proliferaciones de organismos marinos. Varios investigadores del centro tinerfeño han realizado recientemente en Cabo Verde varias acciones formativas con la población local.
Concretamente, han acudido investigadores de los grupos NUTRAHLIPIDS y BIOECOMAC, para trabajar en uno de los principales objetivos de MIMAR+, la implementación de metodologías de monitoreo de hábitats y especies indicadoras en terceros países. Personal investigador, profesorado y alumnado de la Universidade Técnica do Atlántico recibieron tres cursos de formación marina impartidos por expertos de la Universidad de La Laguna: “Metodología para el seguimiento de especies y hábitats indicadoras de cambio climático en Cabo Verde”, “Experimentos manipulativos en el medio natural: depredación en corales” y “Aplicaciones del análisis de lípidos y sus ácidos grasos en ecosistemas marinos”.
El primero de los talleres explicó la metodología para el muestreo de peces, algas y macroinvertebrados, tanto en el submareal (medio marino, superficie siempre sumergida) como en el intermareal (superficie que queda emergida tras la bajamar). Para ello se trazan transectos lineales y cuadrículas y se registran cada una de las especies que quedan en estas superficies, identificando su tipo y su abundancia. Paralelamente, se instalan sensores para conocer la temperatura a lo largo de tiempo, con el objetivo de detectar olas de calor o un aumento de temperatura progresiva a lo largo del tiempo.
Esto es relevante porque permite saber si las comunidades o hábitats están cambiando a medida que la temperatura incrementa, y detectar aquellas especies y hábitats que puedes estar actuando como indicadoras de cambio climático, es decir, cuya extensión, disminución o desaparición puede estar relacionada con el calentamiento de los océanos. Con esta formación, los investigadores de Cabo Verde podrán realizar este tipo de seguimientos, ya instaurados en Canarias, Madeira y Azores, y reportar sus datos al observatorio marino de la Macaronesia.
El segundo taller parte de que el archipiélago de Cabo Verde se caracteriza por estar en una región tropical donde predominan los corales, dado que la temperatura del agua les permite vivir en las condiciones óptimas. Con el calentamiento y acidificación del océano, muchos de ellos pueden llegar a blanquearse, por expulsión de sus simbiones o, incluso, a tener problemas en sus tasas de calcificación, haciéndolos más vulnerables a ser depredados o enfermar. El taller enseñó a valorar el nivel de depredación sobre diferentes especies de corales presentes en el archipiélago caboverdiano a través de experimentos manipulativos en el medio natural.
Finalmente, el tercer taller se centró en los ácidos grasos omega-3 LC-PUFA, principalmente el ácido eicosapentaenoico (20:5n-3; EPA) y el ácido docosahexaenoico (22:6n-3; DHA), que son producidos por las algas y juegan funciones esenciales para el desarrollo y reproducción de la fauna marina y también son esenciales para el correcto desarrollo y salud del sistema nervioso humano. El aumento de temperatura de los mares está generando una disminución en la producción de estos ácidos grasos por parte de las algas, y existen evidencias recientes de sus implicaciones fisiológicas en el desarrollo, reproducción y adaptación térmica de los organismos.
El curso teórico práctico repasó conceptos básicos y evidencias científicas de la importancia y aplicaciones que el estudio de los lípidos y sus ácidos grasos tienen en la evaluación de los efectos del cambio climático y sus implicaciones en la cadena trófica y la conservación de la biodiversidad marina.
Paralela a esta formación, en el marco del proyecto MIMAR+ se ha dotado a los colaboradores caboverdianos de material y formación necesaria para desarrollar los objetivos planteados por el proyecto, con el propósito final de la creación de un Observatorio Marino de la Región Macaronésica, donde se vuelquen todos los datos obtenidos en cada uno de los archipiélagos que la componen.
El proyecto MIMAR+ es una segunda parte de otro anterior, y estará vigente hasta el 30 de octubre del 2023. Tiene tres grandes grupos de objetivos específicos: el primero, hacer seguimiento de las especies invasoras y su efecto sobre los hábitats nativos y la Red Natura 2000; el segundo, desarrollar metodologías comunes para seguimiento de las floraciones de algas nocivas con efectos en la salud humana y el medio natural y estudio de los mecanismos que las producen; y el tercero, consolidar el ya mencionado observatorio marino e implementar metodologías de seguimiento de los cambios en los hábitats marinos y su biodiversidad.
La Universidad de La Laguna participa activamente en los objetivos primero y tercero, y es precisamente en este último donde se enmarca la campaña de Cabo Verde, mediante las tareas implementación de metodologías de monitoreo de hábitats y especies indicadoras en terceros países, y la formación y sensibilización sobre los cambios que se están produciendo en el área marina y su conservación.

Spread the love

Deja una respuesta