UNA EXPOSICIÓN DE LA ULL INVITA A LA SOLIDARIDAD CON LA PALMA MOSTRANDO SU BELLEZA PAISAJÍSTICA MÁS ALLÁ DEL VOLCÁN

09 Noviembre 2021
La erupción del volcán de La Palma ha desatado una corriente de solidaridad que ha llegado a todas las instituciones canarias, incluida la Universidad de La Laguna. Con el fin tanto de recaudar fondos para apoyar a las personas damnificadas como de demostrar que, pese a todo, la isla sigue estando llena de paisajes dignos de visitar pese a la catástrofe, el Aula de Turismo Cultural de la institución académica ha promovido una exposición de fotografías de Benjamín Brito Fernández que, bajo el título “La Palma: mucho más que un volcán”, fue inaugurada ayer, lunes 8 de noviembre, y estará abierta hasta el próximo viernes 19 en la Sala de Arte Paraninfo Pablo González Vera.
En el acto inaugural estuvieron presentes, además del director del aula organizadora, Vicente Zapata, y del autor de las fotografías, la rectora, Rosa Aguilar, y el vicerrector de Cultura y Participación Social, Juan Albino Méndez, quienes destacaron el espíritu solidario de todas las personas que se ha coordinado para poner en marcha esta iniciativa de una manera tan rápida. Méndez, además, reflexionó que en el futuro inmediato será necesario seguir pensando en La Palma cuando la erupción por fin cese y la isla deje de estar en los titulares de prensa, pues la solidaridad va a seguir siendo necesaria para la reconstrucción.
El autor de las imágenes, Benjamín Brito, es un fotógrafo palmero que, cuando comenzó la erupción, y tal y como sucedió a tantos otros de sus vecinos, se vio impelido a colaborar con su actividad en la recuperación de la isla, por lo que buscó la manera de montar esta exposición que, además de recaudar fondos, sirviera para recordar la belleza de La Palma e incentivar que se siga visitando a pesar de la tragedia. Recordó que el turismo es, junto a la agricultura, uno de los sectores que se han visto resentidos por esta catástrofe y, por ello, es necesario reactivarlo, siempre con precaución y respeto hacia las personas que se han visto más afectadas por la situación.
El profesor Zapata explicó que la propuesta de exposición de Brito le llegó a través de redes sociales por la mediación de Miguel Guerra, un exalumno residente en La Palma que hizo de nexo entre el fotógrafo y el director del aula cultural universitaria. Recordó, además, la desinteresada colaboración del resto de personas que han trabajado para hacer posible esta exposición: la empresa Fotojoven, que ha realizado las impresiones a un coste más ajustado sin perder calidad profesional; el diseñador Javier Cabrera, responsable del cartel; el personal del vicerrectorado responsable del montaje, con Beatriz Martín y José A. González a la cabeza; y un grupo de estudiantes que hará turnos como personal de sala durante el tiempo que abra la muestra.
La exposición está compuesta por quince fotografías de diferente formato, reproducidas a alta calidad, que están a la venta con la particularidad de que el pago no será directamente en la sala, sino mediante una donación equivalente al precio marcado a alguna de las cuentas corrientes de los ayuntamientos y cabildo palmeros abiertas para recibir fondos de ayuda. Obviamente, al ser una iniciativa solidaria, cabe la posibilidad de donar más que el precio establecido y, de hecho, eso ya sucedió ayer, nada más comenzar el evento inaugural, cuando el profesor Zapata informó de que una persona había llamado para adquirir por 1.000 euros una imagen valorada en unos 140 euros.
Brito propone un recorrido visual por diferentes parajes de La Palma, destacando especialmente las imágenes nocturnas en las que destaca el asombroso cielo de la isla, los atardeceres sobre el Atlántico desde las espectaculares formaciones rocosas que abundan por toda la isla, y su rica y variada vegetación. También hay dos imágenes del volcán en erupción, que poseen una inequívoca potencia estética a pesar de la terrible realidad que muestran, y que han sido tituladas con nombres tan sugestivos como “El látigo de Guayota” y “Rayo frío”. La caldera de Taburiente, la cascada de Los Tilos, la costa de Fuencaliente, las cumbres de Garafía, los Llanos del Jable o el Roque de los Muchachos son solo algunas de las localidades fotografiadas con esmero por Brito y que recuerdan que, efectivamente, La Palma es mucho más que un volcán.

Spread the love

Deja una respuesta