Unidas Se Puede exige que se auditen las cuentas de Teidagua y no se aplique el tarifazo

03 de diciembre 2023

 

Denuncian que el Gobierno local sigue sin ejecutar las reiteradas solicitudes para proceder al cumplimiento del control técnico de las cuentas de la empresa de aguas

La coportavoz de Unidas se Puede, Idaira Afonso, asegura que su formación exigirá nuevamente la auditoría de las cuentas de Teidagua ante el anuncio de la propuesta manifestada en el Consejo de Administración de la empresa mixta de subir las tarifas del agua en La Laguna un 12,5%, reclamando que el Gobierno local “ponga orden en la gestión de la empresa y no acepte esta imposición”.

La concejala de la formación lagunera registró este viernes un escrito en el que desarrolla una batería de acciones que entiende que “desde el año pasado se tendrían que haber ejecutado, tras las reiteradas peticiones de nuestro grupo a este respecto ante la subvención otorgada a la empresa mixta para en ejercicio 2023 por el incremento de costes, a nuestro juicio totalmente injustificado”. Entiende que el Ayuntamiento “no puede permitir que el interés de la parte privada por mantener este servicio en sus manos supongo transigir con un tarifazo en toda regla para la ciudadanía lagunera”.

Afonso señala que, “como hicimos en el anterior mandato, en el Gobierno y en el Consejo de Administración, nuestra apuesta es la recuperación en el periodo más corto posible de un servicio que nunca se debería haber privatizado”. A este respecto indica que en octubre de 2022 su compañero, Rubens Ascanio, reclamó la contratación de un informe externo, a través de una consultoría experta en la materia, que nos permita contrastar los informes emitidos por Teidagua SA, además del cumplimiento del contenido en el artículo 213 del TRLHL (ley reguladora de hacienda), modificado por la Ley 27/2013, de 27 de diciembre de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, se regula entre las funciones de la Intervención municipal “las funciones de control interno respecto de la gestión económica, de los organismos autónomos y de las sociedades mercantiles de ellas dependientes”. Explica que “al menos 300 millones de euros de esta actividad, de los últimos catorce años, no han podido ser auditados correctamente por el Ayuntamiento, argumentando falta de personal en la Intervención, por lo que pedimos que se hiciera una auditoría externa, que tampoco se quiso implementar”.

A este respecto, específicamente referida a la propuesta de incremento de las tarifas argumentadas en 2022, por el coste de la energía para el abasto y reciclaje, asegura que “el área de Medio Ambiente municipal promovió en febrero de 2023 un contrato de un estudio externo, con expertos de primer nivel, que fue bloqueado en su tramitación por los responsables del área de Aguas”. En este sentido, también han pedido explicaciones “sobre la gestión de esta subvención y su tramitación, para garantizar el buen uso de la misma”.

Desde Unidas se puede creen que, sin cumplir con este trámite al que obliga el ordenamiento jurídico, “solo están atendiendo a los informes de la parte privada, que son los que quieren imponer el incremento tarifario para mantener sus beneficios y al mismo tiempo se benefician de la venta del agua y de servicios para la propia Teidagua”. Es por ello que el grupo reclama que se convoque a los grupos políticos municipales para que se les ofrezca la información al respecto de una medida “que una vez más carga contra el bolsillo de las familias, especialmente las que más dificultades tienen para afrontar la inflación actual”, además anuncian que están valorando, en caso de que este espacio no se dé, “proceder a solicitar una comparecencia del alcalde para que explique qué piensa hacer y los motivos del nulo seguimiento a un negocio público privatizado, como Teidagua”.

Igualmente, en su escrito quieren conocer los representantes de qué grupos de la oposición han sido nombrados por el alcalde para estar en este espacio en el nuevo mandato. “Sabemos lo importante que es estar en un espacio que gestiona un servicio público fundamental como este, en especial si se defiende que este bien básico sea objeto de una gestión pública”, señala.

Finaliza asegurando que el Ayuntamiento “no puede ir a ciegas en la gestión de este servicio, no puede ser un simple intermediario en la cuenta de ganancias de la empresa privada que tiene el 49% del capital a un coste irrisorio, queremos que el PSOE aclare de una vez si está por recuperar el bien público que privatizaron o para seguir engordando las ganancias de quienes usan el agua a modo de negocio”.