Valdecilla detecta aumento de alteraciones de salud mental infanto-juvenil

17 Abril 2021/Agencias
El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander ha detectado «un notable aumento» de pacientes infanto-juveniles con alteraciones de la salud mental, derivadas de forma directa o indirecta de la pandemia de coronavirus.

 

Por ello, los Servicios de Psiquiatría y Pediatría del Hospital de Valdecilla han fomentado de forma extraordinaria la coordinación entre sus equipos en los últimos meses, según señala en un comunicado de prensa este centro sanitario.

 

El jefe de Psiquiatría de Valdecilla, Jesús Artal, destaca que, en algunos momentos, el número de menores ingresados en Valdecilla por causas de tipo psiquiátrico ha sobrepasado la decena, una cifra «muy por encima de las habituales con carácter previo a la pandemia».

 

«Hasta ahora, al menos en España, la ola de problemas de salud mental por covid de la que tanto se ha hablado todavía no ha llegado en adultos», explica, antes de añadir que, sin embargo, desde los últimos meses de 2020, «y especialmente el comienzo de 2021», sí que se ha dado en la afectación en la salud mental de niños y adolescentes. «Y es una ola muy importante», ha advertido.

 

La jefa del Servicio de Pediatría de Valdecilla, María Jesús Cabero, confirma, por su parte, que en los últimos dos meses, sobre todo, ha habido a un aumento de niños con problemas de salud mental tanto en Urgencias, como en las consultas de atención primaria y en la planta de hospitalización.

 

Se trata de problemas de ansiedad, con cuadros hipocondríacos, con muchos cuadros psicosomáticos, aparte de trastornos del comportamiento alimentario.

 

«Toda la sociedad está sometida al mismo estrés, cansancio y agotamiento. Dentro de las familias, los niños no son ajenos a los problemas del día a día, tanto de salud como sociales y económicos, generados por la covid», indica Artal, quien apunta también el aislamiento como un elemento crítico para la desestabilización de los adolescentes y el abuso de las redes sociales como un factor de riesgo.

 

Cabero explica que los niños también «son susceptibles al estrés que han supuesto para las familias los problemas de salud de familiares que han enfermado o que han fallecido».

 

También alude a las consecuencias económicas que haya podido tener la pandemia en sus familias. «Ven todo el día las noticias, ven a sus padres preocupados…, todo eso crea ansiedad, sobre todo si de base ya hay un trastorno», resalta.

 

REPUNTE DE TRASTORNOS QUE HABÍA ANTES DE COVID

 

Así, los profesionales están presenciando un «repunte preocupante» de determinados trastornos que ya estaban presentes antes de la pandemia, como alteraciones graves de la conducta de alimentación, con casos de anorexia y bulimia especialmente presentes en niñas entre los 13 y los 16 años, así como conductas de tipo autolesivo e, incluso, de tipo suicida.

 

«En ocasiones lo que la pandemia ha hecho es agravar una situación que ya existía previamente, y otras veces ha aflorado una nueva patología», cuenta Cabero.

Spread the love

OTRAS NOTICIAS

CC demandará el incremento de la cuota de tuna hasta las 4.500 toneladas para “salvar” la flota canaria artesanal

Clavijo y Oramas registran una iniciativa en el Senado y en el Congreso en la que insta al PSOE a la “reapertura de la pesquería...

El marinero ingresado en Las Palmas de Gran Canaria presenta la cepa india

06 Mayo 2021 La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha informado de que el marinero indio que había sido ingresado el Hospital Universitario...

El Hospital General de La Palma remodela la zona de atención infantil de Urgencias

06 Mayo 2021 Este área cuenta ahora con tres boxes individuales con capacidad para aislamiento y dos nuevos espacios polivalentes que serán utilizados para la...

CC alerta que no se ha excluido a Canarias de los planes de gravar los viajes en avión

La propuesta que el Gobierno central ha remitido a Bruselas “supone un duro golpe a la conectividad de las islas”   Los nacionalistas muestran su...

Deja una respuesta