Hyundai: La marca que apuesta por el ECO futuro

29 Noviembre 2022

La incorporación de la tecnología eléctrica en el sector del automóvil ha traído consigo nuevos conceptos y términos que se han adaptado rápidamente al vocabulario del sector. Quien quiera acceder al mercado de los vehículos eléctricos Hyundai estará más próximo a la idea si conoce las siglas HEV, PHEV, BEV o FCEV, entre otros aspectos técnicos que, en cualquier caso, los profesionales pueden resolver con un lenguaje más frecuente. Son ejemplos de cómo está cambiando una industria que se encamina, a una velocidad cada vez mayor, hacia modelos sostenibles y que mantienen un firme respeto por el medio ambiente.

El coche híbrido es una expresión mucho más conocida que su acepción en inglés (HEV). La apuesta de firmas importantes como Hyundai por este modelo, que combina sendos motores, eléctrico y de combustión, es muy potente. El resultado es el de un vehículo de bajo consumo, que optimiza todos los recursos y mantiene una alta calidad en sus prestaciones. El conductor puede elegir, en algunos casos, qué motor utilizar; mientras que en muchos momentos ambos se activan de forma automática, ya que el objetivo del software es alcanzar el consumo mínimo que sea posible.

El híbrido enchufable (PHEV) es la evolución del modelo híbrido. Su funcionamiento es parecido, si bien tiene un aspecto diferenciador muy importante: puede funcionar utilizando únicamente la tecnología eléctrica, ya que dicho motor se carga a través de una conexión de corriente. Cuando agota esta energía, pasa automáticamente al uso de la combustión, por lo que la optimización de los recursos es máxima. Es una propuesta que reduce el precio en comparación con el cien por cien eléctrico y que resulta de gran utilidad para moverse por ciudad y zonas interurbanas.

El eléctrico que se carga durante la conducción

El modelo puramente eléctrico más innovador es el BEV y forma parte de la red de vehículos ecológicos que está potenciando Hyundai en toda España y con una especial mención a Canarias, donde cuenta con una amplia variedad de oferta. Son coches cuya fuente de energía es cien por cien eléctrica; se cargan a través de una batería externa que se convierte en un elemento clave en el funcionamiento y en las posibilidades de mejora. Los ejemplares más modernos incorporan un sistema de frenado regenerativo, que carga la batería con la propia fuerza del coche, durante una acción de frenar que no pide la pisada del pedal.

Hidrógeno como fuente de energía

La propuesta de la firma surcoreana en su evidente apuesta por el medio ambiente a través de la conducción se completa con los coches de hidrógeno, que utilizan este material para desplazarse. El funcionamiento es muy peculiar, pues combina el hidrógeno con el oxígeno que proviene del exterior, pues esta reacción se traduce en energía eléctrica. Conocidos con las siglas FCEV, estos modelos responden a la etiqueta de cero emisiones, ya que el vapor de agua es la única sustancia que sale por el tubo de escape. Su consumo es muy reducido, pues el Hyundai NEXO requiere 6 kilos para tener una autonomía superior a los 650 kilómetros. La carga es rápida; en apenas cinco minutos.

Spread the love

Deja una respuesta